Las bebidas alcohólicas cuentan con una gran aceptación social y tienen una presencia muy generalizada en todo tipo de eventos.  No obstante, es una gran desventaja, pues el abuso del alcohol está tan normalizado que cuesta detectar las primeras señales de la adicción.

A continuación, mencionamos cinco señales que alertan de la aparición de la adicción a las bebidas alcohólicas. Son signos y síntomas orientativos, que no cubren exactamente todas las dimensiones del alcoholismo, pero pueden prevenir y actuar rápidamente ante situaciones de riesgo:

1.    Siempre con una bebida en contextos sociales: este hecho se cumple en cualquier contexto social, ya sean fiestas, visitas momentáneas o eventos. Cualquier momento en el que no se pueda beber se experimenta como algo que produce malestar, sobre todo cuando hay botellas a la vista.

2.    Se consideran “no alcohólicas” ciertas bebidas: el consumo de alcohol pasa a ser tan cotidiano que resulta extraño beber algo que no contenga alcohol. Personas con este problema empiezan a considerar que bebidas de poca graduación, como la cerveza, no son bebidas alcohólicas “verdaderas” y, por lo tanto, tienen una excusa para consumir más.

3.    Revisar las reservas de bebida: asegurarse de que quedan botellas de sobras se convierte en un quehacer cotidiano. Requiere un cierto tiempo, pero se considera que quedarse sin reserva es lo peor que puede pasar.

4.    Beber muy rápido: suele apreciarse en reuniones y es uno de los signos más llamativos que alertan de la adicción al alcohol. La acción de beber, según su opinión, es en sí misma una de las tareas principales de la reunión y no hay tiempo que perder.

5.    Se rompe el contacto con amigos que no beben: los adictos al alcohol estructuran su vida social alrededor de las reuniones en las que, por defecto, se bebe. De esta manera, se irá deteriorando progresivamente el contacto con las personas abstemias o que beban poco.

Cómo dejar el alcohol

El tratamiento del alcoholismo que realiza CCAdicciones tiene como principal objetivo devolver al paciente el control de su vida, en un entorno que le de soporte para dejar la bebida. La primera visita es gratuita y es la base para que el equipo médico estime y asesore sobre el tipo de tratamiento de desintoxicación del alcohol más adecuado. Más información llamando al 977 809 523.