El consumo de sustancias psicoactivas es un fenómeno presente en la sociedad, pero muchas de las personas que consumen drogas de manera habitual acaban generando una adicción y dependencia hacia la sustancia.

La drogodependencia puede ser el resultado de una gran variedad de situaciones y circunstancias. Establecer un perfil típico del sujeto con drogodependencia puede ser complejo. No obstante, a través del análisis de muestras representativas de la población se puede llegar a establecer una serie de características comunes entre las persones que padecen una adicción de este tipo:

  1. Sexo y edad: existe una mayor prevalencia de adicción a sustancias entre hombres que entre mujeres. La edad media se sitúa actualmente entre los 20 y los 50 años. Frecuentemente el inicio del consumo es durante la adolescencia o la adultez temprana.
  2. Sustancias adictivas más comunes: la más frecuente es el alcohol, aunque la aceptación social de su consumo tiende a provocar casi la mitad de los casos de dependencia a sustancias. Respecto a drogas ilegales, la cocaína encabeza la lista seguida de la heroína.  
  3. Nivel medio socio-educativo y laboral: hoy en día una gran una gran cantidad de los individuos adictos a alguna droga poseen al menos estudios primarios y secundarios, en muchos casos incluso superiores. Tienen un empleo o profesión que les permite vivir con relativa normalidad.
  4. Estado civil: con la excepción de la adicción al alcohol, en la que alrededor del 62% de los casos tienen pareja, el perfil típico del sujeto con drogodependencia es el de una persona soltera. Si existe dicha pareja, suelen haber problemas conyugales y familiares. 
  5. Detrás del consumo: detrás de un consumo continuado puede haber el intento de rebajar la ansiedad y el sufrimiento. Se emplea la droga con el fin de llenar un vacío interno y la sustancia pasa a tener un papel y significado para el drogodependiente: se convierte en un elemento importante para mantener un cierto bienestar mental que suple las carencias y frustraciones internas o externas. 
  6. Personalidad: hay una gran divergencia entre sujetos. No obstante, por norma general suelen ser individuos con dificultades para establecer límites y con poca tolerancia a la frustración. Hay sentimientos de baja autoestima y es frecuente la presencia de inestabilidad emocional, dependencia racional y poca confianza en sí mismos. 
  7. Contexto sociocultural: muchos sujetos acuden al consumo de sustancias ilegales como muestra de rebeldía. Convivir con estos contextos que promueven el consumo facilita el contacto con la sustancia, induciendo directa o indirectamente al consumo frecuente. 

Dejar las drogas

El modelo CCAdicciones mantiene una elevada tasa de recuperación muy superior a la media de otros tratamientos, con un 86% de pacientes recuperados. Puedes pedir información sin compromiso al 902 400 426.