Cuando una persona consume drogas, éstas tienen repercusión sobre el individuo tanto en el aspecto físico como en el psicológico. Unas alteraciones que producen cambios especialmente en el cerebro y que modifican el funcionamiento biológico del individuo. Hoy te explicamos las 4 fases por las que se debe pasar durante un proceso de rehabilitación de drogas.

Tomar drogas o beber demasiado alcohol afecta al organismo y a la salud en general. Su ingesta produce cambios neuroquímicos en el sistema nervioso central que, a su vez, produce un reajuste biológico. Estas alteraciones se manifiestan posteriormente como síntomas físicos y psicológicos en la persona. Unas molestias y padecimientos que aumentan su intensidad en función de la frecuencia y el consumo de drogas. Para dejar la adicción, el enfermo debe someterse a un proceso de rehabilitación de drogas. Su funcionamiento se desarrolla en las siguientes 4 fases:

Antes de iniciar el proceso de rehabilitación de drogas, tanto el adicto como su família o las personas que le dan apoyo deben pasar por una terapia de recuperación temprana. Una tarea que les ayuda a entender cómo funciona la recuperación y en qué consiste cada fase del tratamiento.

Fase 1 del proceso de rehabilitación de drogas:

En esta primera etapa, el paciente debe experimentar los signos del síndrome de abstinencia de las drogas. Durante las dos primeras semanas, debe dejar de consumir para tratar de acostumbrar al organismo poco a poco. En consecuencia, el adicto sufrirá las consecuencias de la adicción. Como por ejemplo:

  • Ansia
  • Depresión
  • Baja energía
  • Deseos de consumir muy fuertes
  • Irritabilidad
  • Insomnio
  • Paranoia
  • Pérdidas de memòria

Fase 2 del proceso de rehabilitación de drogas:

Durante esta fase, el paciente empieza a recuperarse y se encuentra con un mayor nivel de bienestar. A pesar de que los síntomas de la abstinencia aún persisten, ya no son tan fuertes como en el período anterior. Su duración es de entre 4 y 6 semanas y, el adicto, que cuenta ahora con un exceso de confianza, puede llegar a pensar que ya no necesita el tratamiento. Un hecho que le coloca en una situación de riesgo y de posible recaída en la droga consumida u otras alternativas.

Fase 3 del proceso de rehabilitación de drogas:

En el 3 período del proceso de rehabilitación de drogas se produce un retroceso aparente. El paciente se siente con menos energía, tiene cambios emocionales negativos y sufre pérdida de motivación ante cualquier cosa. Su duración es de entre 3 y 4 meses, y su intensidad varía en función del tipo de estilo de vida que lleve el adicto.

Ante todo este cúmulo de situaciones negativas, puede llegar a creer que nunca se recuperará de la adicción. Hecho que puede conducir a abandonar el tratamiento o hacia una nueva recaída. Durante esta etapa es importante que los familiares y el círculo cercano del individuo le presten el máximo apoyo posible para darle ánimos.

Fase 4 del proceso de rehabilitación de drogas:

La última fase tiene una duración de entre 4 y 6 meses. El paciente ya ha superado casi todos los síntomas físicos del síndrome de abstinencia. Con lo que su recuperación está casi completa. Sin embargo, durante esta etapa debe trabajar la implantación de su nuevo estilo de vida para reforzar su estabilidad emocional y eliminación de malos hábitos. Hay que destacar la importancia de seguir una forma de vida saludable, equilibrada y alejada de las drogas y tentaciones de consumir para no provocar recaídas.

CCAdicciones Madrid puede ayudarte en tu recuperación de las drogas. Contacta con nuestro centro, y uno de nuestros profesionales te informará sobre todo lo que necesitas.