Las drogas en el deporte son usadas mayormente por atletas universitarios y profesionales, mientras que las personas que buscan mejorar su forma física usan más suplementos nutritivos y procedimientos de calentamiento.

Generalmente se empieza a consumir drogas en el deporte por competitividad, para aumentar la capacidad física y ganar, pero estas tienen unas graves repercusiones en el organismo y la salud de los deportistas, que se muestran a continuación:

  • La cocaína y las anfetaminas como el éxtasis: esta droga estimula el nivel del sistema nervioso central, aumentando el pulso, provocando arritmia, y elevando mucho la tensión arterial al realizar un esfuerzo físico, pudiendo causar un ataque al corazón, así como la muerte súbita. También acelera la respiración, contrae los vasos sanguíneos y disminuye la fluidez de la sangre. Con el crack, un derivado de la cocaína que se inhala, el efecto es más breve pero más potente y el bajón posterior es muy fuerte.
  • Heroína: practicar deporte bajo esta droga puede provocar depresión respiratoria, ralentizar la frecuencia cardíaca, bajar la tensión arterial y también causar la muerte súbita. Así como, provocar perdida del apetito, irritabilidad, náuseas, insomnio, derrames nasales, temblores y vómitos. Esta es una droga depresiva, por lo que se consume para calmar el dolor, tranquilizar y aliviar la angustia o producir sueño.
  • Cánnabis (marihuana o hachís): principalmente peligroso para deportes de motor ya que acelera la frecuencia cardíaca, disminuye la atención y la concentración y provoca bajadas repentinas de tensión.
  • Popper (nitritos inhalados): puede provocar bajadas de tensión e insuficiencia respiratoria.
  • Setas alucinógenas: pueden provocar en alguien que este enfermo coronario, un infarto de miocardio.

Todas las drogas provocan repercusiones físicas y psíquicas en el organismo. Mientras que realizar actividades físicas libres de drogas optimizan el sistema cardiovascular, tonifican los músculos, fortalecen las articulaciones y mejoran el estado de ánimo, evitando el stress, entre otras cosas.