Drogas como el alcohol son conocidas por su propensión a inducir a la dependencia y al consumo crónico. Cuando caen los niveles de alcohol en sangre, se produce lo que se conoce como síndrome de abstinencia, el cual puede ser aliviado volviendo a consumir la sustancia o con alguna droga sedante similar.   

Los síntomas del síndrome de abstinencia pueden llegar a ser muy molestos. El corte drástico de la ingesta alcohol puede provocar las siguientes consecuencias dependiendo de la edad, la genética o la cantidad de alcohol que se consume:

  • Ansiedad
  • Irritabilidad
  • Fatiga
  • Insomnio
  • Disminución del apetito.
  • Alucinaciones

 

El síndrome de abstinencia demuestra que dejar el alcohol de forma inmediata podría causar ciertos daños en el organismo. Es por eso que hay que acudir a especialistas que ayuden a mitigar estos síntomas de forma paulatina.

Dejar el alcohol es un paso muy importante y hay que tener en cuenta que no debe hacerse solo. Con la ayuda de familiares, amigos y terapeutas especializados se consigue devolver el control a la vida del paciente.    

En CC Adicciones podemos proporcionar todo el soporte necesario para dejar el alcohol.  La primera visita es gratuita y es la base para que el equipo médico estime y asesore sobre el tipo de tratamiento de desintoxicación del alcohol más adecuado. Más información llamando al 977 809 523.