La cocaína es un alcaloide tropano cristalino que se obtiene de las hojas de la planta de coca, que actúa directamente sobre el sistema nervioso central y periférico, y produce una fuerte dependencia física y psicológica. Los efectos de la cocaína son inmediatos, ya que tarda solo 8 segundos en llegar al cerebro y los efectos máximos se generan al cabo de 30 segundos. Más tarde, el individuo siente una gran ansiedad y necesita consumir otra dosis.

Algunos efectos de la cocaína a corto plazo:

  • Pérdida del apetito
  • Ritmo cardíaco, presión sanguínea y temperatura corporal incrementadas
  • Estrechamiento de vasos sanguíneos
  • Ritmo respiratorio incrementado
  • Ansiedad y paranoia

Así es como se desencadena la adicción a la cocaína, que provoca problemas cardiovasculares, alteraciones neurológicas y otros trastornos psicopatológicos. A parte de aumentar el riesgo de ictus en adultos, la cocaína acelera el corazón y puede acabar generando infarto de miocardio. Además, cuando el consumo de cocaína se realiza por vía intravenosa, se está expuesto a enfermedades como el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) o la hepatitis.

Algunos efectos de la cocaína a largo plazo:

  • Daños permanentes al sistema circulatorio del corazón y el cerebro
  • Presión alta, que ocasiona ataques al corazón
  • Daño renal, pulmonar e hígado
  • Alucinaciones auditivas y táctiles
  • Depresión severa

A pesar de sus graves consecuencias, el consumo de cocaína en España es el segundo más elevado del mundo y el primero a nivel europeo.

¿Cómo dejar la cocaína?

En  CC Roda de Berà cuenta con el mejor equipo de profesionales especializados en el tratamiento de la adicción a la cocaína. Pide más información llamando al 977 809 523 o al correo jvillaescusa@ccadiccionesroda.es