Con el desarrollo de las tecnologías han surgido nuevas oportunidades, nos facilitan muchos aspectos de la vida cuotidiana, nos permiten mantenernos conectados… pero algunas personas las consumen en exceso, generando una adicción a la tecnología. Y de esta manera, actualmente han surgido problemas de salud derivados de esta hiperconectividad excesiva.

  • Síndrome del Túnel Carpiano: esta enfermedad se produce cuando el nervio que va desde el antebrazo hasta la mano se presiona, produciendo entumecimiento, dolor y debilidad en la mano. Esto se debe al uso abusivo del móvil, de tenerlo todo el día en la mano, o del ordenador.
  • Problemas en la audición: pasarse mucho tiempo escuchando música a través del móvil con auriculares puede provocar problemas de oído, como sordera (hipoacusia) o problemas en el equilibrio, que se encuentra en la oreja. También es posible sufrir mareos, nauseas y vómitos.
  • Problemas visuales: mirar en exceso las pantallas del móvil o del ordenador puede causar problemas en la vista, como sequedad en los ojos, visión borrosa o tensión ocular que puede producir dolor de cabeza.

Es recomendable realizar pausas para dejar descansar los ojos.

  • Sobrepeso y obesidad: cuando una persona pasa mucho tiempo frente a un ordenador tiende al sedentarismo, lo que puede causar sobrepeso y obesidad, así como, tener problemas con el sistema nervioso o diabetes.
  • Trastornos de sueño: el brillo de un móvil o de un ordenador alteran el sueño, retrasándolo. Dormir adecuadamente es necesario para tener un equilibrio mental y metabólico.

Estos problemas de salud derivados del exceso de tecnología no son los únicos, pueden derivarse muchos más como dolor de cuello, depresión, estrés, tendinitis, etc.