Logo Facebook
Logo Twitter
flotant tel

Llámanos
las 24 horas al
610 783 220

flotant heart

Por tu salud, aplicamos protocolos anti covid19.
Infórmate

Logo Chat Contacta 610 783 220

    Déjanos tu teléfono o email y te contactamos

    hoja de marihuana canabis 1

    Cuidado con las propiedades terapéuticas de la marihuana

    El uso de  derivados cannabinoides para el tratamiento de ciertas enfermedades puede dar lugar a efectos negativos, según una investigación dirigida por la profesora Raquel Abalo, de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, que asegura que la administración en altas dosis puede derivar en problemas como depresión central, retraso en el vaciamiento gástrico y en el tránsito intestinal.

    La investigación, titulada Luces y sombras de la terapia cannabinoide, explica que los fármacos derivados de la marihuana podrían ser útiles para aliviar dolores, náuseas o contracturas musculares. Tras un estudio con ratas, los resultados ponen de manifiesto que la administración de cannabinoides no produce alteraciones importantes en el sistema nervioso central, en el tracto gastrointestinal ni en el sistema cardiovascular.

    Sin embargo, existen indicios de que su uso en dosis altas presenta efectos secundarios desde la primera administración del fármaco. Se puede desarrollar tolerancia si el tratamiento es corto e intenso, o intensificarse si es más ligero, pero más prolongado. Además, los investigadores también han detectado que el tratamiento a largo plazo puede ocasionar alteraciones de la función cardíaca y modificar el aumento de peso.

    “Por lo tanto, los cannabinoides, aunque pueden tener interés para el tratamiento de numerosas patologías, muchas de ellas de curso crónico, no están exentos de problemas que pueden afectar a diferentes órganos, no sólo al sistema nervioso central”, asegura la doctora Abalo.

    Por ello, según este estudio, “hay que valorar muy especialmente las características del paciente puesto que algunas alteraciones observadas, tales como las cardiopatías o las molestias gastrointestinales, pueden suponer un riesgo añadido en determinados pacientes”.